Crítica de la Izquierda autoritaria

Hace tiempo que este libro es imposible de encontrar. Ahora, gracias a los compañeros de Cedall, puede ser nuevamente leído. Fue escrito por José Antonio Díaz y por mí (Santiago López Petit). El libro fue publicado en Francia por la editorial Ruedo Ibérico en 1974. Obviamente, tuvimos que firmar con seudónimo. José Antonio provenía de la lucha obrera, habiendo participado en la defensa de las formas de autoorganización frente a las concepciones dirigistas en numerosos conflictos. Yo, por mi parte, estaba en los Comités de Curso, que eran el nombre de las organizaciones unitarias del movimiento estudiantil en aquella época.

Fruto de nuestro encuentro, del encuentro de nuestras experiencias, surgió este libro. Un libro máquina-de-guerra contra las concepciones leninistas - es decir, aquellas que eran defensoras del partido dirigente - y que eran las preponderantes en aquellos momentos. Lo que queríamos conseguir escribiendo este libro era mostrar aquello que nadie decía ni evidentemente, se podía decir: que la teoría cumplía unas funciones que nada tenían que ver con su auténtica función, que los dirigentes de los diversos grupos políticos empleaban el activismo para cohesionar al grupo, que se trataba siempre de ganar influencia en el movimiento obrero, y para eso todo valía etc.

No es de extrañar, pues, que este libro, como me dijo una vez Pepe Martínez, el fundador de Ruedo Ibérico, fuera uno de sus libros más odiados. Por el franquismo, por supuesto, y también por la izquierda (trotskista, m-l...) que se veía reflejada de un modo crítico que evidentemente no le gustaba. Quizás convenga también aclarar el lugar desde el cual el libro fue escrito. Nosotros, como otros mucho compañeros, defendíamos la autonomía de clase. Nosotros apostábamos por que las nacientes Comisiones Obreras - que era la forma organizativa autónoma que los trabajadores se daban - pertenecieran a los propios trabajadores.

Como es sabido, el Partido Comunista se acabó quedando con dicho nombre para designar su sindicato. Pero que esto haya sucedido no debe hacernos olvidar que existió otro Movimiento Obrero. Un Movimiento Obrero anticapitalista y autónomo que durante la transición fue finalmente derrotado. Este libro quiso contribuir a fortalecer este otro Movimiento cuya existencia ahora poco a poco se descubre.

 

Santiago López Petit

 

 

 

 

 

Página inicial       Documentación       Transición